La urbe imperial de Hoa Lư (en la provincia de Ninh Binh) se erigió como una fortificación natural y artificial que jugó un papel fundamental en el proceso de construcción y protección del país.

A lo largo de la construcción de la vieja capital de Hoa Lu,el rey de Dinh Tien Hoan priorizó lo protector sobre la obra de arquitectura. Como consecuencia, la fortificación de Hoa Lư consiste en montañas de piedra caliza y murallas artificiales cruzándose y conectándose de una manera muy particular.

Al sur de la vieja capital construida desde novecientos sesenta y ocho nos hallamos con el complejo de grutas de Trang An, asimismo conocido como la Zona de Ecoturismo de Trang An. El parque natural es un complejo armonioso de montañas inacabables, de cuevas enigmáticas, de ríos enrevesados y vales que lo atraviesan. Todos estos elementos crean una maravilla natural imponente y deslumbrante.

Con una dimensión de mil quinientos sesenta y seis hectáreas, la zona de Ecoturismo de Trang An ocupa un área extensa de los municipios: Truong Yen, Ninh Van, Ninh Hai (distrito de Hoa Lu), de Gia Sinh (distrito de Gia Vien) y de Ninh Nhat (Ninh Binh).

El emplazamiento en especial próximo a las ruinas de la ciudadela de Hoa Lu, contribuye a la diversidad y la grandiosidad como a la confirmación del valor histórico de la vieja capital de Hoa Lu. A lo largo de la investigación y preservación de grutas y vales, se hallaron múltiples antigüedades del Imperio de los Dinh y Le semejantes como: ladrillos, ladrillos de decoración, piedras de molino, monedas de bronce, aparejos, jarras, tarros, instrumentos de música, pesas de piedra, etcétera Todos son objetos bellos con alto valor histórico, artístico, arquitectónico, religioso y económico para el país y representan, la diversidad cultural, el espíritu valiente, el deseo de la independencia, de la libertad y de la asamblea del pueblo vietnamita tras miles años de historia.

Si se quieres viajar a Vietnam, no dejen de visitar esta zona, con muchos menos turistas mas con unos paisajes espléndidos. No pueden perder la ocasión de contemplar la majestuosidad de magníficas montañas, de lagos románticos, de grutas enigmáticas y el enorme cielo en la zona de ecoturismo de Trang An.

Todos esos componentes panorámicos y espirituales armonizan entre ellos para despertar en nosotros una sensación apasionada y poética. Obviamente es un conjunto paisajístico precioso y increíble que puede enamorar hasta al viajante más exigente.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *