Vietnam es reconocido como unos de los países del sureste asiático con más diversidad de paisajes, tiempo y gentes. Y es que en los viajes a Vietnam podemos hallar desde infinitos campos de arroz a altas montañas con cataratas pasmantes o bien hasta dunas de arena, tal y como si se tratase del desierto del Sahara.

Sí, en Vietnam se hallan dunas de arena en Mui Ne, al sur del país. Cerca entrañables pueblos de pescadores y de espléndidas playas podemos visitar dunas de diferentes colores que forman paisajes sorprendentes.

Mui Ne ha sido a lo largo de un buen tiempo considerado el “Hawai” de Vietnam. Con paisajes de palmeras de coco de arena blanca y playas con preciosos barrancos. El paisaje semeja más alucinante al amanecer, cuando los jóvenes de Cham vestidos de verde trabajarán. Mui Ne es un sitio ideal para el reposo y la relajación y un sitio donde los amantes de la fotografía tienen el deber de visitar.

En temporada seca, estas enormes dunas de arena cambian de manera continua sus formas conforme la voluntad de los vientos. Y tras una lluvia, se crean pintorescas ondulaciones. Mas en Miu Ne son solo hay dunas salvajes y encantadras que atraen a los turistas, sino más bien asimismo se halla el bonito pueblo de pescadores.

Cientos, por no decir miles y miles de navíos en el mar que dibujan una imagen propia de postal o bien de portada de guía de viajes. Navíos de todos y cada uno de los tamaños y colores. Muchos de ellos las habituales embarcaciones del sud de forma pequeñas y circulares.

Uno de los lugares más bonitos de Mui Ne es Suoi Tien (el arroyo de las hadas). Se trata de un pequeño riachuelo que atraviesa como zigzag un bosque de bambú y las dunas próximas a la aldea. Las dunas de color rojizo, sumado a la erosión del paso del tiempo, se semejan a una versión en miniatura del Gran Cañón del Rojo, en verdad esta una parte de Mui Ne se conoce con el nombre del Cañón colorado. Lo fantástico es la combinación de paisajes en un mismo sitio. A un lado del río formaciones rocosas más que curiosas mezcladas con dunas de diferentes colores, tanto rojas como blancas. Del otro lado palmeras y verde campo.

Además de playas y dunas de arena, asimismo hay paisajes hermosos como la Torre de Poshanu Cham y la villa de Ong Hoang

Seguramente el vestigio de la civilización Champa más renombrado de Mui Ne es la torre Poshanu, asimismo llamada torre Po Sah Inu o bien torre Cham. Se trata de tres torres del reinado Champa que datan del siglo IX, torres que prosiguen los preceptos arquitectónicos Hoa Lai propios de la arquitectura Cham. En esa zona se levantaba un templo, destruido hace trescientos años, actualmente una moderna pagoda ocupa su sitio. Dentro de la torre primordial, llamada la torre de la princesa, hay un altar dedicado a la diosa Shiva.

A lo largo del primer mes del año (conforme el calendario lunar), estos restos Champa acojen los festivales Rija Nuga y Poh Mbang Yang, donde los habitantes efectúan ofrendas y oraciones para captar la lluvia y la buena suerte.

A escasos cien metros al sur de las torres Champa, tenemos los restos de la villa francesa construida por el Duque De Montpensier en mil novecientos diez. Esta villa era la más conocida de la Phan Tiet, no solo por sus quinientos metros cuadrados y sus trece habitaciones, sino más bien pues asimismo fue dotada de electricidad y agua corriente. Los vietnamitas llamaban a esta villa el castillo de la princesa (villa Lau Ong Hoang). Desafortunadamente fue destruida en mil novecientos cuarenta a lo largo de la guerra de Indochina.

Desde APT viajes podemos ofrecerles excursiones exclusivas a Mui Ne, con guías de habla hispana si es preciso. Como destino romántico que es hemos pensado que es un sitio ideal para un viaje de novios y hemos concebido esta luna de miel por Vietnam con unos días en Mui Ne. Clica acá para verla

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *